¿Privatizar?

Con los derechos naturales fundamentales de un humano no se puede hacer negocio; hacer negocio con ellos significa excluir a los que no poseen medios y eso creo puede catalogarse como asesinato, exterminio o desaparición forzada; pues bien, esos tres sustantivos están explícitamente recogidos en la definición de crimen de lesa humanidad.

Las teorías económicas (me refiero claramente a la neoliberal) que anteponen el volumen de la cuenta de cheques a la vida de sus semejantes llevan a la humanidad al abismo.

En la ley de la selva el más fuerte se lo lleva todo; en la ley humana, por motivos racionales que no están presentes en los animales irracionales actores de la mencionada ley de la selva, hay límites al “negocio”.

A esto condece la privatización de los servicios básicos necesarios para la vida de los seres humanos.

.

Farmacéuticas bloquean fármacos que curan porque no son rentables

[pullquote]Un ejemplo de lo que pasa cuando se deja todo en manos del ¿mercado?, ¿o será en manos de los “mercaderes del templo”, que han decidido que el fin (acumulación) justifica los medios? Nota del editor del blog[/pullquote]

El ganador del Premio Nobel Richard J. Roberts denuncia la forma en la que operan las grandes farmacéuticas dentro del sistema capitalista, anteponiendo los beneficios económicos a la salud y deteniendo el avance científico en la cura de enfermedades porque curar no es tan rentable como la cronicidad.

Hace unos días publicamos una nota sobre datos revelados que muestran que las grandes compañías farmacéuticas en Estados Unidos gastan cientos de millones de dólares al año pagando a doctores para que estos promuevan sus medicamentos.  Para complementar reproducimos esta entrevista con el Premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts, quien señala que los fármacos que curan no son rentables y por eso no son desarrollados por las farmacéuticas que, en cambio, sí desarrollan medicamentos cronificadores que sean consumidos de forma serializada. Esto, señala Roberts, también hace que algunos fármacos que podrían curar del todo una enfermedad no sean investigados. Y se pregunta hasta que punto es valido que la industria de la salud se rija por los mismos valores y principios que el mercado capitalista, los cuales llegan a parecerse mucho a los de  la mafia. La entrevista fue publicada originalmente por el diario español Vanguardia:

Sigue leyendo